Despúes de hablar sobre el mito de Apolo y Dafne el el arte, en este post vamos hablar de la mujer en el Imperio Romano. La mujer en el Imperio Romano fue adquiriendo mayor poder con el tiempo, siempre y cuando nos refiramos a mujeres poderosas, generalmente de familias acaudaladas, mujeres de emperadores, senadores… En este caso veremos brevemente como tanto por medio de el matrimonio como después, aprovechando los distintos cambios que fueron efectuados en las leyes, determinadas mujeres fueron adquiriendo cada vez mayor poder en diferentes esferas y muchas de ellas fueron muy importantes y relevantes en el devenir de Roma, o muy influyentes en las decisiones de determinados emperadores, senadores y hombres de importancia. Para todo esto fueron muy importantes las uniones matrimoniales.

El matrimonio político

El matrimonio, en muchas ocasiones, fue lo que hizo que determinadas mujeres pudieran adquirir una serie de privilegios que no podían conseguir de otra manera. Siempre que nos refiramos a mujeres de clase elevada. Generalmente mujeres casadas con emperadores, senadores u hombres de cierta importancia. Por otro lado, como en muchas otras épocas el matrimonio era utilizado como una herramienta política.

La mujer en el Imperio Romano
Fragmento de sarcófago romano c.200 (Palazzo Guiustiniani) representando a una boda. Grabado de Pietro Santi Bartoli )(Admiranda romanarum antiquitatum ac veteris sculpturae vestigia, 1693)

Otra de las razones, como nos cuenta María Jesús Acedo Panal en su trabajo La mujer y el poder en Roma. era la consolidación de las uniones de poder. Para esto, hijas, hermanas o demás familiares femeninos eran unidas en matrimonio a un varón con el que se consideraba que tendría una unión ventajosa en la que se beneficiarían ambas familias y que favoreciesen los pactos políticos entre los varones.

Por está razón, podemos decir, que el matrimonio de conveniencia se constituyó como un elemento básico en los acuerdos políticos, especialmente teniendo en cuenta la relativa facilidad con la que podrían producirse los divorcios en esta época.

Matrimonios con fines políticos

Muchas veces, la gran mayoría, cuando se trataba de personajes poderosos, ricos o pertenecientes a familias importantes los matrimonios no se solían hacer con fines amorosos sino políticos o familiares.

Como nos dice Maria Jesus Acebo «… en el matrimonio de la aristocracia romana el amor no tenía un papel fundamental, al contrario de lo que sucedía con los intereses de la familia que jugaban un papel esencial. Como veremos más adelante incluso se dará el caso de esposas que son entregadas a otro hombre por su mismo marido para que así este otro pudiese tener descendencia.»

En cualquier caso y sobretodo a partir del siglo I de nuestra era se notaron claramente una serie de cambios.

Empoderamiento de la mujer en el Imperio Romano

Durante este primer siglo de nuestra era, las mujeres tienen la posibilidad de instruirse y cultivarse en el campo intelectual; comienzan a rebelarse contra la sumisión a sus maridos y no dudan en divorciarse y en contraer sucesivas nupcias, incluso con plebeyos y libertos. Gozan de una libertad inusitada para la mujer romana, la libertad sexual, practicando el ̈ amor libre ̈, con quien quieren y como quieren, fuera del matrimonio. También encontramos mujeres dedicadas a actividades mercantiles; a otras que desempeñan un oficio especializado y, en fin, a mujeres que juegan un papel importante y decisivo en el devenir político de Roma. Es decir, saben actuar a la sombra de sus influyentes maridos y hacer y deshacer a su antojo.

El papel decisivo de las mujeres durante el mandato de Julio Cesar

Las mujeres de Julio Cesar

El mandato de Julio César es un buen ejemplo para ver la función decisiva y la influencia que tuvieron determinadas mujeres en la vida privada y pública de Roma. Como en casi todos los casos que se dan en la Roma Imperial eran mujeres de las altas esferas de la sociedad. Tanto las uniones matrimoniales como las relaciones amorosas fueron importantes en asuntos de diversas índole.

la mujer en el Imperio Romano
Las mujeres de Julio Cesar

Para poder comprender porque las uniones matrimoniales fueron tan importantes en esta época habría que explicar aunque fuera brevemente en que consistía un ̈Triunvirato ̈. El Triunvirato era una manera de gobierno en la que el poder quedaba repartido en tres personas. En el ̈Primer Triunvirato fueron Julio César, Pompeyo y Craso y en el segundo Octaviano, Marco Antonio y Lépido.

la mujer en el Imperio Roamano
Las mujeres en la vida de C.Julio César: amor e interés

Como nos dice María Jesus Panal  ̈ Dos de las alianzas matrimoniales más importantes a finales de la República fueron, en primer lugar, la de la única hija reconocida de Julio César, Julia, con Pompeyo para así afianzar el “Primer Triunvirato” y en segundo lugar la de Octavia (hermana de Octaviano) con Marco Antonio para así evitar la disolución del Segundo Triunvirato. ̈

En el trabajo de Miguel Ángel Novillo LAS MUJERES EN LA VIDA DE C. JULIO CÉSAR. AMOR E INTERÉS fueron Aurelia y su hermana Julia la Mayor las que descubrieron los
 adulterios de su segunda esposa Pompeya, hija de Quinto Pompeyo Rufo y nieta de Sila, con Publio Clodio durante la celebración de las festividades de la Bona Dea. César llegó con ella al matrimonio en 68 a.C. con el fin de aproximarse a la facción
del difunto Sila. Los familiares consiguieron que se divorciara de ella por adúltera quedando en condiciones de contraer nuevo matrimonio. ̈

Tras divorciarse de Cornelia tuvo su tercer matrimonio en el 59 a.C. con Calpurnia, fundamentalmente por buscar descendencia así como por motivos políticos.

Según María Jesus, Julio César también formó parte de los pactos matrimoniales que se llevaron a cabo en el 59 a.C. Se casó con Calpurnia, la hija del político romano Lucio Calpurnio Pisón Cesonino, al que designó como cónsul para el año siguiente. Este no fue el primer matrimonio de Julio César pero sí el ultimo ya que estuvo con ella hasta el momento de su asesinato.

Las amantes de Julio Cesar

En la vida de Julio Cesar también fueron abundantes las relaciones con amantes, en las cuales también hubo un fuerte componente político. Estas amantes le sirvieron también de diferentes formas, entre ellas las de informantes, espías etc.

Julio César también tuvo numerosas amantes relacionadas con el poder como es el caso de la reina egipcia Cleopatra o las esposas de otros personajes influyentes de la época como Tértula, la esposa de Craso o Mucia la de Pompeyo.

Pero de todas sus amantes habría que destacar sobre todas las demás a Servilia.

Servilia

Servilia esta considerada como la eterna amante de Cesar, y fue muy influyente en muchos aspectos de su vida así como en sucesos ocurridos durante el mandato de Cesar. Era hermana de Catón y fue la madre de Bruto que posteriormente asesinó a Cesar, con ella tuvo una relación de casi 20 años según las fuentes.
Pero lo mas importante es su influencia en asuntos políticos en general y su gran importancia durante el mandato de Cesar. Es decir, conversaciones políticas, testigo de conspiraciones, traiciones y alianzas…

También hay escritos e investigaciones donde se argumenta la hipótesis de que Servilia estuvo dentro de la trama del asesinato de Julio Cesar.
̈ …algunos investigadores han arrojado la hipótesis de que Servilia estuvo involucrada en el cesaricidio. Con esta amante, quizás pudo estar bien informado de los propósitos de la sección senatorial encabezada por Catón. Sin embargo, podemos afirmar que fue la única relación en la que no subyacía ningún trasfondo político, pues era el amor entre ambos lo que primaba sobre todo. ̈ Las mujeres en la vida de C.Julio César: amor e interés.

La emancipación de la mujer en el Imperio Romano

Casi todo lo que se ha podido encontrar para documentarse relativo a aquella época y escrito durante el Imperio Romano, ha sido escrito por hombres, que por lo general temían estos cambios y estaban en contra de ellos. Por ejemplo, en época de Augusto, Tito Livio, historiador, temía por la emancipación femenina y daba su propia opinión sobre ella :

Como podemos leer en el trabajo de Mujer y sociedad en la roma imperial del siglo I de Manuel Mañas Núñez «Examinad todas las leyes relativas a las mujeres con las que vuestros antepasados sujetaron las libertades de las mismas y mediante las cuales las sometieron a los maridos. Y aun estando limitadas por todas estas restricciones, apenas las podéis dominar. ¿Qué ocurriría si les permitierais desbaratar esas leyes una a una, dislocarlas y, en fin, que se igualasen a sus maridos? ¿Creéis que podríais soportarlas? En cuanto comiencen a ser iguales, serán superiores. ̈

También habría que señalar que las mujeres ahora serían mas activas en espectáculos teatrales y circenses de todo tipo, tanto como espectadoras como partícipes del propio espectáculo donde intervenían también en luchas, carreras y diversas actividades:

«Pero es sabido que durante la época imperial se hacen más abundantes los espectáculos circenses: en ellos las mujeres lucen sus mejores galas y van ̈a la caza ̈ de los hombres, (…) Esta verdadera pasión que sienten las mujeres por los juegos las impulsan, en muchos casos, a mantener idilios amorosos con actores y gladiadores, que se convierte realmente en una moda. ̈

La mujer en el Imperio Romano, y en concreto, durante el siglo I y debido sobretodo a poseer medios económicos propios adquiere cada vez mayor independencia, una mayor libertad respecto a los vínculos con su marido, mas educación y también una mayor participación en acontecimientos sociales.

Divorcio y leyes contra el adulterio

Síntoma de que la mujer se halla en un grado de liberación y de desinhibición muy superior al de épocas pasadas, es que ahora no duda en cometer adulterio, actuando de forma similar a como lo habían hecho los maridos desde hacía siglos. (…) Así, y pese a las leyes que condenaban el adulterio, como la Lex Lulia de aulteriis coercendis dictada por Augusto, ahora, ya en época imperial, las féminas buscan realizarse y satisfacer sus necesidades sexuales y amorosas fuera del matrimonio.

En época de Domiciano se trató también de llevar a cabo medidas para reprimir el adulterio y aunque pareciera que este había disminuido, esto ocurrió fundamentalmente por que ahora era mucho mas fácil el divorcio.
Así podemos observar que los divorcios eran bastante comunes en los inicios del Imperio Romano. ̈ …fragmento del filósofo Séneca perteneciente a su obra De Beneficiis: “¿Es que hay todavía alguna mujer que se avergüence al ser repudiada, después de que algunas damas, de linaje noble e ilustre, cuentan sus años no por el número de los cónsules, sino por el de sus maridos, y se divorcian para casarse, y se casan para divorciarse? Eso infundía respeto mientras era una cosa rara; más tarde, como no había página en las actas (del Senado, de los sacerdotes y colegios) sin un divorcio, aprendieron a hacer lo que no cesaban de oír.

Conclusiones

 Podemos decir, que este post se puede resumir en tres conceptos relativos a la mujer en el Imperio Romano:  matrimonio, influencias y empoderamiento.  La mujer obtuvo una serie de logros y  avances en su independencia, pero siempre que esta fuera una mujer poderosa economicamente o que viniera de una familia importante.